¿Desde cuándo se celebra la Semana Santa en Zaragoza?

Con la ayuda inestimable de las 25 cofradías existentes, la de Zaragoza se ha convertido en una fecha clave para locales y visitantes por su solemnidad y belleza. 

Procesión titular de la cofradía de Nuestro Señor en la Oración del Huerto.

Procesión titular de la cofradía de Nuestro Señor en la Oración del Huerto.| Enrique Navarro

 

La Semana Santa de Zaragoza tiene a su espalda más de seis siglos de historia, y gracias a las heroicidades de valientes locales podemos disfrutar a día de hoy de algunos pasos muy antiguos considerados auténticas obras de arte. Los primeros datos recabados sobre esta celebración en la capital aragonesa datan del siglo XVI, aunque algunos estudiosos y expertos en la materia aseguran que ya en el siglo XIII la Muy Ilustre, Antiquísima y Real Hermandad de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de Misericordia, más conocida como la Hermandad de la Sangre de Cristo, ya veneraba a un cristo en la capilla del convento de San Agustín, el mismo que sale cada Viernes Santo: ‘El Cristo de la Cama’.

 

Fue este el primer paso en procesionar por las calles de Zaragoza, el 21 de marzo de 1617, gracias a la licencia concedida por el deán Francisco Lamata.

 

Uno de los momentos críticos de esta conmemoración tan importante del calendario litúrgico fue durante los Sitios de Zaragoza (1808-1809), dos siglos más tarde. Después de que la Sangre de Cristo se encargara de que diversos escultores tallasen una serie de imágenes que completasen la Pasión de Cristo, el convento de San Francisco –lugar en el que reposaban las figuras– fue destruido por una de las voladuras que arrasaron la ciudad, y con él gran parte de las imágenes. Poco después, un incendio devoró los restos de este convento, pero, gracias a la heroicidad de María Blánquez, la imagen del Cristo de la Cama pudo salvarse.

 

Nuevas imágenes fueron encargadas para sustituir a las que sucumbieron a los Sitios. Así, con el paso de los años, se fueron incorporando nuevos pasos que comenzaron a procesionar llegada estas fechas tan señaladas.  Sin embargo, en abril de 1935, los terceroles (hasta entonces encargados de sacar los pasos) se pusieron en huelga tras un incendio provocado para boicotear esta conmemoración. Fue entonces cuando asociaciones religiosas y jóvenes que se brindaron para portarlos en la procesión, reuniéndose casi 400 personas.

 

Así, se comenzaron a crear las cofradías filiales de la Hermandad de la Sangre de Cristo, que tomaban a su cargo los pasos, y cada una de ellas organizaría sus procesiones particulares, dando la forma que hoy tiene la Semana Santa zaragozana.

 

 

 

Buscador