¿Cuáles son los instrumentos de la Semana Santa en Aragón?

Tambores, bombos, carracas y otros instrumentos acompañan a los pasos de las procesiones aragonesas. 

Carraca

La Cofradía del Ecce Hommo procesiona con matracas de mano y de campanario desde 1948 | Asier Alcorta.

 

Aragón es uno de los territorios donde la Semana Santa más se deja oír, gracias a los diferentes instrumentos que acompañan a los pasos de las procesiones. El retumbar de los tambores y del bombo es el sonido más característico de estas fechas pero la variedad instrumental abarca hasta timbales, trompetas, oboes, matracas y carracas (estos dos últimos son peculiaridades de la Semana Santa en Zaragoza). 

 

La mayoría de cofradías cuentan con una o varias secciones musicales durante sus procesiones, debido al los numerosos cofrades que tocan algún instumento. Así, la música se configura como un atractivo innegable de la Semana Santa aragonesa, tanto para turistas -que observan con admiración el trascurso de los pasos al ritmo de la música-, como para los jóvenes con competencias musicales. Esta riqueza cultural ha hecho que la Semana Santa en Aragón se haya convertido en un destino único reconocido internacionalmente

 

Tambores y bombos

La Semana Santa aragonesa no sería lo mismo sin los redobles de los tambores y el sonido de los bombos, un instrumento exclusivo de Aragón. En el Bajo Aragón incluso dan nombre a una unión única: la Ruta del Tambor y del Bombo que reúne a nueve localidades que suman entre 15.000 y 20.000 de estos instrumentos. Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén forma parte de este trayecto por el fervor aragonés. La Semana Santa de todos estos municipios está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional y en ellas destacan las representaciones y el Romper la hora, una tradición única en Aragón, donde el bombo y el tambor son los grandes protagonistas. 

 

Los tambores llegaron a Zaragoza gracias a la Cofradía de las Siete Palabras en 1940 y el bombo formó parte de las procesiones por primera vez en 1969 gracias a la Cofradía del Prendimiento, aunque fue en 1970 cuando la de las Siete Palabras lo introdujo tal y como se conoce hoy

 

Corneta

La corneta es otro de los instrumentos característicos. La Cofradía del Silencio introdujo este instrumento en 1944 y, a día de hoy, mantienen el toque de las cornetas y las heráldicas como único acompañamiento musical. Otras cofradías las han incluido también entre sus secciones instrumentales. 

 

Matracas y carracas

Estos instrumentos de percusión están hechos de madera. Las matracas y carracas (también llamadas carraclas en Aragón) son singulares en la Semana Santa de Zaragoza. La matraca es un pequeño martillo que produce un sonido seco y rítmico. La Cofradía del Ecce Hommo procesiona con matracas de mano y de campanario desde 1948. Por su parte, las carracas producen un sonido seco gracias al giro de la rueda dentada con una manivela. Este instrumento es característico de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jesusalén

 

Bandas, jotas y saetas

Desde el principio de las procesiones ha existido acompañamiento musical. Hay bandas sinfónicas, compuestas por flautas oboes, calrinetes, trompetas, timbales... y de cornetas y tambores. Tampoco podía faltar la música cantada. En la Semana Santa zaragozana se pueden escuchar saetas y jotas.  

 

 

Buscador