Archicofradía de la Santísima Vera Cruz de Huesca

Fundación: 
1500.
Origen: 
Fue fundada en el antiguo convento del Carmen de la Observancia de Huesca. Los primeros documentos referentes a esta organización hablan de su refundación y datan de 1587. La Archicofradía engloba al resto de cofradías de Huesca. No tiene cofrades como tal, es una junta coordinadora. Los miembros de la misma petenecen a diferentes cofradías y se encargan de la organización de la Semana Santa oscense, el Santo Entierro y el programa. En todas las procesiones, un representante de la Archicofradía acompaña al prior de la cofradía correspondiente. La principal procesión de la Archicofradía es la del Viernes Santo: el Santo Entierro.
Anagrama: 
Una cruz con el lienzo del descendimiento, una lanza y una esponja.
Sede canónica y social: 
Parroquia de Santo Domingo y San Martín.
Hábito: 
Los miembros de la cofradía visten una túnica negra abotonada y tercerol negro. Sobre la parte izquierda del pecho llevan bordada una cruz roja. El escudo resalta sobre el cinturón de cuero negro, así como la medalla con el emblema sobre un cordón morado y blanco.
Instrumentos: 
No tiene banda instrumental.
Pasos: 
Los 20 pasos que salen en el Santo Entierro pertenecen a la Archicofradía, a excepción de el paso de El Perdón, de La Esperanza, de los Gitanos y de La Columna, que son de las parroquias a las que pertenecen y la peana de la cofradía de la Esperanza y la de los Gitanos, que son propiedad de las cofradías. El resto de los pasos son propiedad de la Archicofradía de la Vera Cruz de Huesca, quien se encarga de tenerlos a punto y de cualquier gestión referente a ellos. Entre ellos: - el Paso de la Caída de Jesús en la calle de la amargura, tradicionalmente acompañado por un grupo de mujeres con una túnica lila, que ya no existe. Ahora son un grupo de romanos con lanza los que acompañan al paso. Es un paso de un escultor barcelonés, Tomás Marqués, copia de un paso de Salzillo. - la Verónica, un paso de Felipe Coscolla. Durante su procesión una mujer anda por delante del paso con un paño que representa aquel con el que la Verónica limpió el rostro a Jesús, el cual quedó impregnado. - el de la Piedad, al cual acompañan amas de casa con túnica negra y tercerol negro y una cruz blanca en el pecho. Es una obra de 1951 de dos artistas oscenses: Francisco y José Larruy. - el del Cristo Yacente, paso titular de la Archicofradía de la Vera Cruz que cierra el Santo Entierro. Es el que tiene un estilo más moderno en Huesca, de 1960, obra de José Capuz y Eduardo del Pino, sobre una peana de 1865. - el del Cristo Resucitado, un paso de entorno al año 2012-2011 y el del Cristo del Museo Diocesano de Huesca, de Pascual de Ipas, de 1789. - las Cruces de las Siete Palabras que datan de 1865, introducidas por Celestino Vila y portadas por las mairalesas de la ciudad durante el Santo Entierro.
Buscador