Semana Santa en Aragón > Guardias Romanos

Guardias Romanos

Origen: 
Pertenece a la Sangre de Cristo. La tradición de pertenecer a los guardias romanos de la Semana Santa seguía de padres a hijos.Existen tres cargos soldado raso, capitán y abanderado. Ser Longinos era una aspiración muy complicada. Actualmente ascender en el cargo es más sencillo.
Anagrama: 
El emblema de este grupo de soldados romanos es de dos tipos: el banderín del abanderado y el del soldado Longinos.
Hábito: 
Los soldados rasos llevan un peto de color rojo sobre el que se coloca una coraza metálica que sujetan con una banda azul. Un calzón beige sobre el que se anudan las sandalias negras y un casco cerrado con alabarda concluyen el uniforme. El único miembro que toca el tambor no lleva albarda. El capitán, por su parte, en lugar de la coraza, luce un peto dcorado con escamas. El casco además se adorna con un penacho. También porta un escudo y una espada. El abanderado viste de la misma forma que el capitán y porta un mástil de color negro sobre el que destaca un lienzo blanco con una inscripción que reza SPQR. Si bien su nombre indica que son una guardia romana, los trajes son del siglo XVIII, aproximadamente. Existen distintas versiones sobre la adquisición de estos uniformes: si bien fueron una concesión de Felipe V junto al título de "Fiel y muy Ilustre Villa", bien fue un noble local quien cedió a su guardia personal para custodiar el Monumento.
Instrumentos: 
La "caja enlutada", un tambor antiguo que tiene la caja dorada y con el que se marca el paso de los relevos.
Pasos: 
La guardia se encarga de velar el Monumento desde la media noche del Jueves Santo hasta las ocho de la mañana del Viernes Santo. Los relevos siguen unas pautas protocolarias entre las que destaca golpear el suelo con las lanzas simulando ahuyentar a los judíos.
Buscador